Cuando Conoces la Necesidad

Conocer Back2Back ha sido una de las experiencias más importantes en mi vida. Estar involucrado en el cuidado de estos pequeños me ha permitido entender una parte del corazón de Dios que antes no había conocido. Hace 3 años, Dios me permitió conocer a Mauricio y Lizy Dávila y fueron ellos quienes me invitaron a participar en el trabajo que estaban comenzando aquí en Cancún donde vivo. Nunca antes había estado tan cerca de la necesidad, el ver la vida de estos niños, su hambre y necesidad de Dios, cambiaron completamente la percepción de mi vida como hijo de Dios. A veces vivimos en una burbuja y no somos conscientes de la gran necesidad que hay en el mundo, estamos tan cómodos en nuestras iglesias que no nos percatamos que hay personas y familias necesitadas de Dios muy cerca de nosotros. Por eso creo que cuando conoces la necesidad, tu vida cambia y Back2Back me ha permitido vivir esto.

quote

Empecé a involucrarme como voluntario en los diferentes lugares en los que trabajan. El primer sitio que comencé a visitar fue la Casa de Asistencia Temporal. Fue impactante conocer la realidad de estos niños, parecían tener una coraza impenetrable en su corazón. Esa dureza era el resultado de las difíciles situaciones que habían vivido, niños que parecían haber perdido la esperanza y esto no me ayudaba a poder relacionarme fácilmente con ellos. Pero esos mismos niños me hicieron entender que aunque tratáramos de mostrarles a Dios, su corazón estaba tan lastimado que no podían siquiera imaginarse a un Dios amoroso que cuidara de ellos. Me hicieron ver el significado y la importancia de crear relaciones profundas. Comprendí que, si quería compartirles del amor de Dios, a veces las palabras no eran suficientes, que mis acciones y atenciones hacia ellos debían mostrarles a ese Dios amoroso al cual yo servía y el cual estaba interesado en sanar su corazón.

Ésta fue una de las grandes enseñanzas que aprendí en ese lugar con Mauricio:“Las palabras mueven,pero los hechos arrastran”.Y así comenzó mi historia en Back2Back. Poco tiempo después conocí Tres Reyes donde, por primera vez, realicé trabajos de construcción, algo que nunca había imaginado hacer pero que disfruté bastante. En ese tiempo, estaban cerca las vacaciones de verano y decidí aprovecharlas e involucrarme más. Ese verano fue increíble y fue donde aprendí a hacer de todo: ayudar con las manualidades, jugar con los niños, ser el traductor de un grupo de médicos, cargar vigas para construir el techo de una casa, servir la comida, tocar y cantar con los niños, disfrazarme para contar las historias bíblicas y otras cosas más. Me enseñaron a hacer lo que fuera necesario hacer, ahí aprendí el verdadero significado de servir a los demás. Mi historia con Back2Back sigue escribiéndose, actualmente soy el coordinador de voluntarios en Cancún y es un privilegio ser parte de éste ministerio. El día de hoy estamos buscando tener contacto con más iglesias locales, involucrando a jóvenes de algunas universidades y, junto a algunos voluntarios, estamos creando un programa de crecimiento espiritual adaptado para los niños que servimos.

Doy gracias a Dios por la vida de cada voluntario que sirve con nosotros, porque tienen corazones dispuestos a invertir tiempo, esfuerzo, talentos y aún dinero en la vida de estos niños. Son gente comprometida por ayudar de una manera profunda en cada sitio donde trabajamos. Aún hay mucho por hacer en Cancún, he podido ver cómo Dios está sanando y transformando la vida de las familias y niños que servimos. Estar en Back2Back me ayudado a crecer en muchas áreas de mi vida, creo que he aprendido a ver la pasión que Dios tiene por estos pequeños. Por eso, no podemos dejar de ser confrontados con la realidad, existen 163 millones de huérfanos en el mundo, sigamos haciendo la diferencia en uno.

Se Voluntario

Comments are off